Inicio Entrevistas

El mundo está lleno de personas extraordinarias por conocer. Salvo contadas excepciones los humanos somos una especie interesante e impredecible. Interesante porque cada individuo es un mundo e impredecible porque nunca sabes por donde va a salir el individuo. Lamentablemente no podemos llegar a conocer a todas ellas, el tiempo y la distancia juegan en nuestra contra.

Dicho esto presento esta sección donde irán apareciendo personajes que he tenido el placer de conocer y que por los motivos que fuera considero de interés.

Para inaugurar la sección quiero poner una entrevista que la revista 3sesenta me brindó la posibilidad de hacer a Jack Johnson y Donavon Frankenreiter, ambos músicos, cantantes y surfistas.


Jack Johnson y Donavon Frankenreiter

“El surfing me mantiene vivo y la música los pies en el suelo”Donavon F. 

 

 

Nunca viajaría a Madrid sin una buena excusa, como nunca vería el festival de Eurovisión, a no ser que Inglaterra estuviera representada por Mick Jagger, por ejemplo. En esta ocasión, en la sala La Riviera nos juntamos 2.500 personas con la intención de ver a Jack Johnson y Donavon Frankenreiter en directo en su primera visita a la capital. El que viaja en coche o nunca lo hace en autobús no sabe lo que es hacerlo flanqueado por un negro masivo de dos metros y la ventanilla del auto, con su correspondiente cortina, la cual no hay forma de sujetar y te va rozando los pelos de la barba, con el consiguiente e irritante picor cutáneo. Para alguien como yo, que se quedó anclado en la música de los 60 y 70, entrevistar a J.J. y D.F. es un verdadero placer. Es una especie de regresión a unas décadas doradas que por edad no me corresponden, pero por afinidad musical sí. Hoy en día son tantos y tan variados los estilos musicales que, sin pretender encasillar a nadie, me pregunto:

-¿Dentro de que estilo musical está D.F.?

D.F.- Cuando compongo hago música folk, toco la guitarra y hago folk, pero cuando toco con el grupo suena totalmente diferente. Bajo influencias como “Led Zeppelín, Jimi Hendrix o Cat Stevens”, Donavon lanza un disco con temas relacionados con el amor, los viajes, y la vida de un surfer profesional con sus altibajos correspondientes. Tras cinco horas sin poder doblar un brazo para paliar los incómodos picores y con la vejiga a reventar, salí del bus calle abajo buscando un árbol que regar, ante la mirada atónita de los viandantes. Entretanto, a 300 metros del puente de Segovia, un hippie melenudo prueba el sonido de su guitarra tirado en el suelo boca arriba. Su hijo Hendrix, correteando, sujeta en sus manos unas baquetas, sacudiéndolas en el aire. Ambos artistas son padres de familia y como buen padre, Donavon, sella su condición en su primer trabajo con un tema enternecedor llamado Call me Papa. Por su parte, Jack describe las diferencias entre sus dos álbumes anteriores e "In Between Dreams".

J.J.- Cuando estuve escribiendo las letras para In Between Dreams, mi mujer y yo tuvimos a nuestro hijo y en vez de fijarme en lo que pasaba en el mundo a la hora de componer, pensaba más en la familia. No sólo en la parte bonita de la vida familiar, el nacimiento de una nueva vida, sino también en lo malo, la pérdida de seres queridos como mi abuela, amigos íntimos. Por eso este disco habla un poco más sobre mi vida familiar.

   Jack Johnson devorando un número de 3sesenta. 

 

 

Jatyr Berasaluze

 

Hay que tener la máxima de que hay de todo en todas partes aunque nos guste estereotipar. Hay catalanes generosos, algún vasco poco fanfarrón, alguien trabajará en Andalucía y algún lugar no estará poblado de gallegos. Jatyr Berasaluce no es un joven al uso. Siente inquietud y cede su asiento en el metro. Es uno de esos chavales con los que es grato estar. No sabe de informática pero si de la vida, no ha estado en Port Aventura y le importa un pito.

“Soy sencillo y me gusta estar de bien con todo el mundo. Vengo de una familia que siempre ha vivido para el surf. Mi padre es un realizador de sueños, ha enseñado a surfear a más de 15000 personas y me ha ofrecido el surf con toda su tranquilidad de enseñar y hablar, todo el rato, todo el día, eso me ha metido el surf en el fondo de mi cabeza. Vengo de un lugar donde durante los 9 meses que dura la temporada baja vivíamos solos en una especie de reserva natural donde todo el mundo se conoce, Éramos como mucho 15 tíos en el agua, en una bahía de 2 km cerrada por montes verdes y picos por toda la playa, solos y tranquilos donde sólo evolucionábamos nuestro surfing continuamente ...Estaba muy bien. Todos los fin de semana realizaban campeonatos por todo el estado de Santa Catarina y no parábamos de competir. Todos los fines de todo el año mi padre llenaba la furgo e íbamos mis dos hermanos, mis padres, otros 5 colegas y yo a todos los campeonatos del circuito. Era brutal y al final el surf se ha hecho mi vida y hoy vivo de él y no hago otra cosa que no sea surfear desde los 16 años. Sé que soy un privilegiado en la vida”.

   

 

 

Luis García, LG

 

La primera vez que coincidí con Luis fue un día de otoño hace algunos años. Llegué temprano a la playa de Azkorri para darme un bañito, pues tenía tres horas libres y sabía que el pico estaba funcionando. Llegué a las ocho de la mañana y en el agua sólo había un tío. El mar estaba gordito y algo movido, pero el viento sur peinaba los barrels sacando algún tubazo que daba miedo. En uno de ésos le vi entrar a Luis. Aunque no salió, el subidón de adrenalina que sentí era comparable a la sensación de haber estado yo ahí dentro. Recientemente he quedado con Luis cerca de un taller donde trabaja y he estado charlando con él un rato y barajando la posibilidad de renovar mi inexistente quiver, bajo la marca LG.

- ¿De dónde eres?.

- De Sao Paulo, concretamente de Santos, en la costa
 

 Luis García tiene su propia marca desde hace algún tiempo y shapea en otros talleres.

Su marca es LG y si os mola le podéis llamar al 607 55 67 13 o dejar un correo en Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

Entre los 10 primeros Luis García sortea un perrito piloto.