Inicio Escuchar

La música es el arte más asequible anímicamente. En mayor o menor medida todos sentimos algo cuando suena una melodía. A unos les pone La Novena Sinfonía y a otros el Death Metal, pero todos sentimos algo al escucharla.

Muchos pensamos que la música siempre ha estado ahí, con o sin aire, con o sin instrumentos musicales, inalterable. Los sonidos son infinitos y desconocidos hasta que alguien llega y los interpreta con su instrumento, los coge prestados de una estantería y los hace suyos de forma indefinida.

En esta sección me gustaría hablar de la música, cantautores, grupos musicales, sus géneros, sus temas cualesquiera que sean, sus vivencias, etc. Pero también de lo que esas músicas han dejado en nosotros, de como nos van moldeando a través del tiempo, de esos sentimientos y estados anímicos que nos producen. 

 

Nick Drake

Nick Drake, Pink Moon

"Nick Drake es un artista que nunca finge. Este álbum no le da concesiones a la teoría de que la música debe ser escapista. Es simplemente la forma de ver la vida de un músico en ese momento, y no puedes pedir más que eso."

Nick murió a los 26 años. Dicen que tuvo un brote de psicosis por consumo de cannabis que desenvocó en suicidio.La frase que abre este comentario resume Pink Moon perfectamente. Nick no componía para los demás, lo hacía para si mismo.

A continuación un enlace de descarga a Pink Moon que he encontrado por ahí: pincha aquí

 

Bilillo

Bilillo, "Vago"

En los pinitos de la movida vasca Los Santos tocaban pop y eran... cool. Su alma mater, José Ignacio Dermit, alias Bilillo, vuelve a la carga y recuerda su combo legendario. «Los Santos fueron uno de los grupos más importantes de Bilbao en la primera mitad de los 80, la época de la new wave, de la movida madrileña, etc. Ganamos concursos, teloneamos a grandes figuras (Kinks, Tina Turner, Nacha Pop), fuimos muy bien tratados por los medios locales y nacionales, grabamos un par de discos y logramos congregar un público fiel y bastante numeroso para la época y la ciudad. Bilbao nunca ha sido muy poppie, que digamos. Hacíamos un pop ácido y tierno. Juan de Pablos lo definió como 'pop crispado'».